Buscar
  • Sonya Santos de Arredondo

La última cena abordo del Titanic

Por Sonya Santos de Arredondo

FACEBOOK: Sonya amante culinaria

INSTAGRAM Y TWITTER: @sonyasantosg


Las previsiones que llevaba a bordo el Titanic en el único viaje que pudo realizar.


34.000 kilos de carne fresca

35.000 huevos frescos

40.000 kilos de papas

800 manojos de espárragos frescos

1.000 botellas de vino

15.000 botellas de cervezas rubia y negra

1.800 kilos de pescado seco y salado

3.400 kilos de jamón y tocino

11.300 kilos de pollo y caza

1.100 kilos de salchichas

1.600 kilos de cebollas

1.600 kilos de tomates

1.100 kilos de chicharos frescos

7.000 lechugas

1.000 mollejas de cordero

800 kilos de helado

1.000 kilos de café

360 kilos de té

4.500 kilos de arroz y legumbres

4.500 kilos de azúcar

250 barriles de harina de trigo

4.500 kilos de cereales

36.000 manzanas

36.000 naranjas

16.000 limones

450 kilos de uvas

13.000 toronjas

500 kilos de mermelada

6.800 litros de leche fresca

1.400 litros de crema fresca

2.700 litros de leche condensada

850 botellas de licores

1.200 botellas de agua mineral

8.000 puros


Un día como hoy 14 de abril, pero de 1912, a las 11 de la noche el barco más grande jamás construido, en su primer viaje se empezaba a hundir: el Titanic.


En la nave iban los más ricos del mundo, pero también pobres emigrantes en busca de un futuro en América. Había sarpado de

Southampton, al sur de Inglaterra con rumbo a Nueva York.


Disponía de amplios camarotes de varias estancias y cuarto de aseo privado (algo raro para la época) grandes salones, gimnasio, sala de squash, baños turcos, ascensores, zonas de paseo, y todo tipo de comodidades. Para esto utilizaron los mejores materiales: telas de la mas alta calidad, vajillas de plata y oro, maderas preciosas, etc.


En cuanto a la cocina, el menú de Primera Clase había sido diseñado por el celebre francés Auguste Escoffier (28 de octubre de 1846 - 12 de febrero de 1935) quien fuera cocinero, restaurantero y escritor culinario francés, que popularizó y actualizó los métodos de la cocina francesa tradicional, menos complicada de como había sido en el pasado, y considerado como el padre de la cocina moderna, transformando el oficio para los maestros del buen comer.


El salón comedor del Titanic medía 35 metros de longitud por 28 de anchura, tenia capacidad para servir a quinientas personas simultáneamente. En total, las cocinas del Titanic, que eran casi cuarenta, estaban atendidas por más de cien personas, entre cocineros, ayudantes, carniceros, pasteleros, panaderos, supervisores, encargados, etc. Al mando el cocinero en jefe, Henry Tingle Wilde. Lo asistían los chefs, C. Proctor y P Rousseau, además de sus ayudantes. J. Bochetezy P. Mauge


La última cena de Primera Clase, unas pocas horas antes del hundimiento, aunque se han recuperado algunos menús, ha sido recreada gracias al testimonio de sobrevivientes.

Se desconocen las recetas exactas con las que se prepararon los diferentes platos. Y esta sería, a grandes rasgos, la traducción del menú.


  • Primer plato: Entremeses variados y ostiones.


  • Segundo plato: Consomé Olga (una especie de sopa de carne y verduras), crema Cebada (verduras, pollo y jamón ahumado)


  • Tercer plato: Salmón escalfado, salsa muselina, pepinillos.

  • Cuarto plato: Filete “Mignons Lili” , salteado de pollo, centros de verduras rellenas de Lyon

  • Quinto plato (plato principal): Cordero, pato asado con salsa de menta, solomillo de ternera con salsa de manzana, papas “Chateau”, chicharros, zanahorias a la crema, arroz, papas a la Parmentier


  • Sexto plato: Cocktail Romano (de champagne, vino, ron, jugo de naranja, limón y hielo)


  • Séptimo plato: Pichones asados, ensalada de berros


  • Octavo plato: Vinagreta fría de espárragos


  • Noveno plato: Paté de Foie Gras y apio


  • Décimo plato (postre): Puding Waldorf, melocotones en gelatina de Chartreuse (licor francés), pasteles de chocolate y vainilla, helado francés


  • Sobremesa: café, licores, puros, frutas frescas y tablas de quesos.


Se sabe que al servir cada plato se cambiaba de vino y que este se bebía en abundancia (10 vasos en total) además las copas de la sobremesa.


54 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo